Skip to Content

Category Archives: Construction

Ideas básicas sobre la impresión 3D en la construcción

Desde hace mucho tiempo dejó de usarse solo en las maquetas de los proyectos y, a la fecha, ya ha demostrado su utilidad para fabricar diferentes tipos de elementos estructurales de cualquier forma y tamaño (muros, fachadas, cubiertas, columnas, mobiliario urbano o elementos decorativos); hasta obras completas como casas, edificios y puentes. Nos referimos a la impresión 3D en la construcción.

En pocas palaras, la impresión 3D en la construcción se refiere, precisamente, a construir piezas de gran tamaño y resistencia estructural desde cero, y capa por capa de acero, concreto, hormigón o de una mezcla de estos u otros materiales.

Hasta ahora, estos son los principales beneficios asociados con la impresión 3D en la construcción:

  • Permite reducir el tiempo para la finalización de un proyecto.
  • Consigue ahorros importantes debido a la utilización de cantidades más precisas de materiales.
  • Genera menos residuos, lo que a su vez significa una reducción en las emisiones al ambiente.
  • Mejora la salud y la seguridad de los empleados en las obras.
  • Conlleva una reducción en los costos de mano de obra debido a la automatización de las tareas.
  • Ofrece mayor flexibilidad ante cambios de último momento en el diseño, siempre y cuando ocurran antes de comenzar a imprimir.
  • Elimina la necesidad de usar moldes y encofrados.

No obstante, a pesar de todas estas ventajas, también existen importantes cuestiones aún por resolver, una de las cuales se refiere a la necesidad de que existan más profesionales capacitados en esta tecnología, tanto para diseñar como para operar los equipos y brindarles el mantenimiento correspondiente.

De cualquier manera, antes de concluir este artículo, queremos compartirle una selección de 7 curiosidades destacadas sobre la impresión 3D en la construcción:  

  1. Sus orígenes se remontan a la invención de la estereolitografía o SLA, por parte del ingeniero estadounidense Chuck Hull en 1986 que, por medio de un láser, convirtió resina liquida en material sólido.
  2. Estados Unidos fue el precursor de esta tecnología, precisamente en el sector de la construcción, a escala global.
  3. En el año 2004, el profesor Behrokh Khoshnevis construyó el primer muro mediante impresión 3D.
  4. En 2014, la ciudad de Amsterdan (Holanda) vio la edificación del primer puente con impresión 3D; luego, en 2016, se construyó de la misma manera la primera pasarela peatonal en Madrid (España).
  5. Los lideres europeos en este ámbito son los Países Bajos, Francia, Alemania, España, Reino Unido e Italia.
  6. En Dubai se ha aprobado una legislación para que en el año 2030 el 25% de las nuevas construcciones se realicen con impresión 3D.
  7. La Agencia Espacial Europea, en alianza con el estudio Foster & Partners, avanzan en el diseño de una casa en la Luna; mientras que la NASA tampoco se ha quedado atrás.
READ MORE

¿Qué es la eficiencia energética en la construcción?

En la actualidad, un objetivo primordial de toda la industria de la construcción es edificar proyectos con un mínimo impacto ambiental. Y por eso hoy hemos elegido abordar uno de los factores decisivos para dicho cometido: la eficiencia energética.

READ MORE

Diferencias entre la construcción de una bodega industrial y otros edificios

Como respuesta a la pandemia por el COVID-19 ha habido un significativo incremento en el comercio online y minorista alrededor del mundo, lo que a su vez ha aumentado la demanda por la construcción o adecuación de bodegas industriales. Y precisamente por el rol determinante de estos espacios en las operaciones logísticas y de distribución, conviene conocer las características que los hacen únicos desde su conceptualización.

Características diferenciales para la función de resguardo

En definitiva, una de las principales diferencias en la construcción de bodegas industriales, con respecto a edificaciones de otro tipo, radica justamente en la función que desempeñan: almacenar insumos o productos terminados.

Sin embargo, aún es común que por ese motivo se piense que son proyectos simples, que solo requieren cuatro paredes y un techo alto. ¡Nada más alejado de la realidad!

Desde la etapa de diseño se deben considerar:

  • Las necesidades puntuales de su empresa; así como un análisis de las fortalezas y áreas de mejora de la operación.
  • El tamaño o capacidad requerida.
  • La ubicación más conveniente.
  • La optimización en el uso del espacio interior.
  • Las tareas de organización, entrega y recogida de mercancías con facilidad, también en relación con el punto anterior.
  • Las disposiciones de salud ocupacional durante la construcción, y luego para el día a día.
  • El tipo de mantenimiento necesario cuando ya esté funcionando.

Por otro lado, hay que destacar que las bodegas industriales demandan el uso de materiales de construcción particulares; después de todo hay que levantar una estructura capaz de soportar cargas pesadas. Algunos de los más comunes suelen ser el acero, el hormigón, la fibra de vidrio que se utiliza en los techos permitiendo la entrada de luz natural, los revestimientos certificados para la protección contra incendios; así como las losas de concreto para los pisos.

Y en materia de equipamientos especializados hay una amplia gama de mecanismos, dispositivos y tecnología de punta para la colocación, refrigeración, iluminación, ventilación y/o seguridad; así como para el ahorro de recursos, la agilización de los procesos y el manejo adecuado de los desechos, entre otros.

Por todo lo planteado hasta este punto, es evidente que no hay que comprometer la calidad en ningún momento del proceso constructivo de una bodega. Y aunque sus necesidades en este aspecto sean muy básicas, para proteger de verdad a las personas y a los productos lo mejor es que cuente con asesoría especializada y con el respaldo de una empresa que programe, ejecute y supervise las obras cuidando cada detalle; permitiéndole que, mientras tanto, usted siga enfocado/a en cuidar y hacer crecer su negocio.

READ MORE

Importancia del orden y la limpieza en la construcción de proyectos inmobiliarios

Cada día, durante la construcción de los proyectos inmobiliarios, circulan cientos de personas e insumos de un lado a otro. Por lo que, visto desde afuera, todo puede parecer un auténtico caos.

Sin embargo, realizar las diferentes actividades cuidando el orden y la limpieza trae beneficios como los siguientes: Evitar accidentes laborales, mantener la eficiencia y productividad de todos los involucrados; además de cuidar el cumplimiento del cronograma definido con anterioridad.

Por otro lado, está el tema medioambiental, pues las constructoras pueden incidir en la cadena de valor incorporando buenas prácticas para maximizar el aprovechamiento de los diferentes materiales y equipos; así como contratando especialistas para manejar adecuadamente los residuos.

Además, si el orden y la limpieza se han cuidado desde el primer día, hay más probabilidades de lograr una entrega final en condiciones impecables y sin mayores contratiempos.

Y, por supuesto, está el tema de asegurar la buena imagen frente a los clientes que visitan los proyectos; así como la preservación de las relaciones con proveedores y aliados estratégicos.

15 lineamientos básicos a tener en cuenta

A fin de profundizar un poco más en este asunto a continuación le presentamos una selección de aspectos primordiales que demuestran cuando una constructora sí cumple con los protocolos adecuados:

  1. Manejan una correcta organización y planificación de los trabajos de cada jornada. 
  2. Elaboran y aplican un programa a la medida de orden y limpieza.
  3. Instalan cercos perimetrales que limitan y aíslan la zona de trabajo de su entorno.
  4. Señalizan correctamente toda el área que abarca la obra en lo que respecta a símbolos, colores, formas y tamaños.
  5. Cuidan que se mantengan libres y bien iluminados los accesos, las salidas y las áreas de paso.
  6. Protegen a todas las personas que transitan por las distintas áreas con los equipos necesarios, considerando los peligros que pueden derivarse de sus actividades.
  7. Instalan servicios sanitarios portátiles o los que se conectan a la red pública, así como vestidores y comedores.
  8. Cuentan con el tipo y cantidad de dispositivos apropiados para el control de incendios.
  9. Garantizan la atención inmediata y el traslado a centros médicos de las personas que así lo requieran.
  10. Evitan la acumulación de materiales sobrantes o inservibles, eliminándolos a intervalos apropiados.
  11. Realizan y mantienen las instalaciones eléctricas provisionales para la obra a cargo de personas competentes.
  12. Ubican los talleres y bodegas en los lugares adecuados, lejos de las vías de acceso de transportes y repartos.
  13. Mantienen las herramientas e insumos en lugares bien acondicionados y delimitados.
  14. Clasifican, guardan y custodian correctamente los productos o insumos peligrosos.
  15. Realizan inspecciones con regularidad.

Entonces, a partir de lo anterior, ¿cómo evalúa el desempeño de la constructora que ha contratado para su proyecto inmobiliario?

READ MORE

Construcción de una obra industrial: 5 etapas esenciales

La industria de la construcción abarca la edificación de obras residenciales, comerciales, corporativas, de infraestructura e industriales, entre muchas otras. Y cada una de ellas es un mundo aparte. Así que en este artículo del blog nos hemos propuesto presentarle el proceso de construcción de estas últimas.

En términos generales, una obra industrial se refiere a un edificio, normalmente de gran tamaño, dedicado a la producción o al almacenamiento de materias primas o bienes y, en algunas ocasiones, también puede incluir oficinas y otras áreas de apoyo. Precisamente por esto, su proceso constructivo es único en muchos sentidos, comprendiendo etapas como las que se explican a continuación.

Planificación

En esta fase, ya sea que se trate solo de una expansión o readecuación, o bien que sea un proyecto a la medida que se desarrollará desde cero, la empresa debe determinar los objetivos que busca alcanzar; además de registrar todas sus necesidades productivas, logísticas y/o de almacenamiento, tanto actuales como a largo plazo, de acuerdo con su planificación estratégica.

Para ello, hay que considerar que un proceso de esta naturaleza requiere la participación de distintas áreas de la organización.

Asimismo, otras labores importantes son la selección del terreno y la realización de todos los estudios pertinentes relacionados con el mismo.

Diseño

A partir de todos los insumos de la fase anterior, se planifica el mejor aprovechamiento del espacio considerando los flujos de personas, transportes y/o productos; así como las actividades que ahí se realizarán, además de las características de la maquinaria a fin de asegurar su correcta instalación cuando llegue el momento.

Indudablemente, cuando un equipo de profesionales se encarga del diseño del proyecto, hay más probabilidades de ahorrar costos durante la construcción y también en la operación posterior.

Pre-construcción

Una vez que ya se han definido todos los aspectos arquitectónicos, estructurales, funcionales y hasta paisajísticos, llega la etapa que incluye el aprovisionamiento de materiales, visitas al sitio de la construcción y toda la permisología relacionada para el inicio de la obra.

Construcción

En este punto, se procede a:

  • La adecuación del terreno (examinar, limpiar y excavar).
  • La construcción de cimentaciones, para contar con una base sólida que resista todo el peso de la estructura.
  • La fundición de pisos industriales.
  • El levantamiento de la estructura metálica y de muros de contención.
  • El montaje del sistema de techo (cerramientos).
  • La instalación de tuberías, cableado, iluminación, red telefónica y demás servicios que requiera la operación.

En consecuencia, esta fase demanda un estricto control de los cronogramas y del presupuesto establecido.

Y en este contexto, la seguridad también es un componente vital pues la construcción de obras industriales conlleva, con frecuencia, el uso de equipos y materiales que implican un mayor nivel de riesgo.

Post-construcción

En este último paso se realiza la inspección final de las instalaciones para asegurar que todo opere adecuadamente.

De esta manera, cuando cada una de estas fases se ejecuta bien, es posible garantizar la seguridad y la calidad de un inmueble vital para el éxito de su compañía.

READ MORE

Planta de producción: ¿construir una nueva o remodelar la que ya tiene?

Tomar la decisión que enuncia el título de este artículo, definitivamente no es fácil.

¿Qué le conviene más a su organización: construir una planta de producción completamente nueva o solo remodelar-ampliar la que ya tiene?

Encontrar la respuesta correcta a dicha interrogante requiere, para comenzar, dos tareas básicas:

  1. Revisar su plan estratégico, a fin de actuar en función de lo que permita satisfacer tanto las necesidades actuales como las futuras de su empresa.
  2. Analizar las ventajas y desventajas de cada uno de esos escenarios.

Frecuentemente, como es lógico, el criterio de mayor peso para elegir entre uno y otro camino suele ser el dinero o el tiempo, pues la renovación de una instalación existente puede ser comparativamente más rápida o barata; no obstante, es probable que la misma, aún después de renovada, no cumpla con los objetivos de mediano o largo plazo.

Y si hablamos de lo que motiva cualquiera de estos cambios, entre las razones de peso figuran las edificaciones demasiado antiguas y la necesidad de aumentar la capacidad de producción.

Así, las remodelaciones más comunes suelen incluir: la instalación de equipos de iluminación o ventilación más eficientes; cambios o reconfiguraciones de líneas de productos; así como la liberación de espacio en pisos con nuevos equipos o tecnologías.

Comenzar de cero

Por otro lado, la construcción de una planta completamente nueva puede alinearse con necesidades como las siguientes:

1) Automatización para mejorar la eficiencia de la producción. Estos equipos suelen demandar más espacio, así como otros requerimientos en materia de infraestructura, por lo que lo más recomendable es comunicarse con los fabricantes de estos a fin de recibir su asesoría, asegurando todo lo necesario desde la etapa de diseño.

2) Nuevas medidas y protocolos de seguridad y salud ocupacional a lo largo de todo el ciclo productivo.

3) Estándares de diseño que evolucionan según la industria a la que su empresa pertenezca o al tipo de actividades que realice, un ejemplo podría ser la altura libre de los edificios.

4) Cambios necesarios en los accesos y en el control de estos, en los muelles de carga y en todo el flujo del tráfico desde dentro hacia el exterior de las instalaciones.

5) La sostenibilidad y la implementación de buenas prácticas medioambientales, entre las que destacan el uso de equipos “ecológicos” o de mayor eficiencia energética, que pueden permitir el desglose de la cantidad de electricidad que consume cada línea para luego asignarle dicho costo a determinada categoría de productos; así como la reducción del uso de agua, el tratamiento de los desechos, entre otras.  

READ MORE

Manejo integral del agua: perspectivas del sector inmobiliario

“Actualmente, uno de los gastos más preocupantes suele ser la electricidad; pero la luz gracias a Dios es un recurso que todos los días amanece, es un recurso que tenemos y que se puede producir. En cambio, el agua es un recurso que debemos cuidar, además de entender que eso realmente conlleva un costo de suministro, reutilización y mantenimiento”.

Con esta frase, entre muchas otras, el moderador del más reciente webinar organizado por ADIG expresó la importancia del tema abordado: “Mitos y realidades: manejo integral del agua dentro de un edificio de apartamentos o uso mixto”.

Para ello, se contó con la participación de los siguientes expertos:

  • Enrique Batres, gerente general de BICSA.
  • Norman Siguí, secretario de la Asociación Guatemalteca de Ingeniería Sanitaria (AGISA).
  • José Carlos Hernández, gerente técnico en CC Desarrollos – Be Water.

¿Qué es el manejo integral del agua?

A fin de entrar en materia, los panelistas compartieron sus explicaciones sobre qué es y cómo se aplica el manejo integral del agua en un edificio, un proyecto urbanístico o en toda una ciudad.

“Para mi consiste en pensar en el ciclo del agua, en los cuatro grandes elementos que lo componen: el abastecimiento, la distribución y su uso, la disposición de las aguas servidas o residuales hacia un sistema de tratamiento y la reutilización”, señaló Batres.

Por su parte, Siguí complementó la explicación diciendo: “Es la gestión coordinada y también planificada del agua y de todos los recursos que giran alrededor de ella; con una visión medioambiental, social y económica”.

Finalmente, Hernández añadió: “Es cuidar la cantidad y la calidad del agua en el marco de ese ciclo”.

Luego, los expositores comentaron sobre falta de organización para la creación y gestión de distritos o zonas hídricas que, de acuerdo con lo explicado por el representante de BICSA, podrían funcionar de la siguiente manera: un proyecto contaría con su propio pozo y su propio sistema de tratamiento, integrándolo con un conjunto de edificaciones que pueden ser residenciales, comerciales o de oficinas en la misma área geográfica, de tal modo que todos ellos compartirían, bajo una gobernanza adecuada, desde la inversión inicial hasta la operación y mantenimiento de los mismos.

Optimización del recurso

A lo largo del webinar se enfatizó la importancia de comprender la siguiente idea: Aunque un proyecto tenga su propio pozo, con un buen suministro, eso no significa que deba dejar de lado la responsabilidad de reutilizar el agua solo porque no le hace falta. En consecuencia, todos los participantes coincidieron en que urge desarrollar esa conciencia ambiental.

“La idea es reducir la cantidad de agua que yo requiero para poder abastecer un proyecto; yo pretendería que desde el principio un 75-80% del recurso que se utilice venga primero del pozo y el resto del reúso de aguas servidas ya tratadas y del aprovechamiento de aguas de lluvia para riego, lavado de ropa, inodoros, entre otras actividades similares”, indicó Batres. Y añadió: “Como desarrollador lo que pienso es que durante seis y hasta ocho meses del año podemos aprovechar una cantidad de lluvia en esta ciudad o incluso en otros lugares de la república”.

Por otro lado, se comentó que ya existen proyectos, sobre todo habitacionales, con los equipos y sistemas pertinentes para el suministro y reutilización del agua; pero el problema es que en el mediano y corto plazo los propietarios los dejan en abandono por la inversión que requieren para seguir operando.

De ese modo, los expertos concluyeron que también es fundamental educar a los consumidores finales, a quienes compran o alquilan los inmuebles, a fin de que comprendan el valor del agua y el precio que hay que pagar, no solo para garantizar el abastecimiento sino también el mantenimiento del recurso, para reutilizarla siempre que sea posible.

Al respecto, el representante de CC Desarrollos – Be Water afirmó: “No hay que pensar que porque es agua reutilizada ya no voy a pagar, al contrario, se debe invertir en reutilizar el agua porque debemos cuidar el recurso hídrico que nos pertenece a todos”.

Además, en el caso específico de los desarrolladores inmobiliarios, se comentó que, en términos netamente comerciales, un proyecto que invierta y provea equipos que hagan más eficiente el uso del agua, contará con un diferenciador importante.

E incluso, si por temas económicos actuales los proyectos no pueden entregarse con la infraestructura completa que permita el reúso del recurso, otra alternativa consiste en preparar y entregar el diseño de esta, para que cuando la junta, el condominio, o incluso la misma ley lo requiera, esa parte ya esté adelantada, concluyó Siguí.

READ MORE

¿Qué es BIM? El presente y futuro de la construcción

Si el titular de este artículo llamó su atención es un hecho que ya ha escuchado hablar de BIM o que, incluso, ya conoce bastante al respecto y hasta es posible que ya lo esté utilizando. Así que, para comenzar, le aseguramos que estas tres letras representan una auténtica revolución que está cambiando los métodos de trabajo en el sector de la construcción.

Poco más de 20 años después de la aparición de CAD (Computer AIded Design) llegó BIM, que significa Building Information Modeling, por sus siglas en ingles. Y, actualmente, ya se ha impuesto como el nuevo estándar de construcción en países como Reino Unido, Francia, Estados Unidos, Noruega, Dinamarca y Finlandia.

De acuerdo con datos del Banco Interamericano de Desarrollo, en América Latina y el Caribe, Chile es la nación que va a la cabeza en cuanto a su adopción. Además, el BID sigue impulsado diferentes iniciativas para promover el uso de BIM, tanto en los proyectos de infraestructura que financian en esta parte del mundo, como en lo que respecta a políticas públicas que impulsen la transformación digital de la industria.

También a partir de las estimaciones de esta entidad, Guatemala y El Salvador tienen, a la fecha, poco menos de 3 años de trayectoria en su uso.   

¿Qué significa BIM en la práctica?

En castellano, BIM se traduce como Modelado de Información para la Construcción y, para explicar en qué consiste, lo más completo es elaborar una lista como la siguiente, pues significa:

  • Aplicar un conjunto de metodologías, tecnologías y estándares colaborativos que permiten ordenar y centralizar información, personas y procesos.
  • Manejar toda la información de un proyecto utilizando bases de datos digitales y tridimensionales, accesibles a todos los involucrados y que se actualizan en tiempo real.
  • Reproducir de forma multidimensional el proceso real de la construcción que abarca todas las fases del ciclo de vida de una infraestructura.  

En consecuencia, también conviene aclarar que BIM es mucho más que modelado 3D y tampoco se trata solo de un software o de una tendencia más. No puede implementarse de la noche a la mañana y, por tanto, está exigiendo que los profesionales del sector se adapten a los nuevos tiempos en los que el manejo eficiente de la información tiene un rol preponderante para la rentabilidad y el éxito de las obras.

Razones de su éxito

En términos generales, sin BIM la información de los proyectos está repartida entre cada uno de los actores del proceso constructivo, quienes manejan datos de forma manual en la mayoría de los casos, con los consecuentes errores, ineficiencias y reprocesos derivados de ello.

En cambio, por todo lo expuesto previamente, BIM permite:

  • Documentar todas las actividades, aumentando la trazabilidad y la transparencia.
  • Detectar colisiones y conflictos; así como estimar costos y tiempos en la fase de diseño.
  • Planificar virtualmente la obra en tres dimensiones, según las secuencias de su ejecución.
  • Controlar el seguimiento del trabajo con mayor precisión.
  • Proponer soluciones más efectivas.
  • Analizar y gestionar la sostenibilidad de la obra.
  • Aumentar la productividad y la calidad del resultado final.

En suma, el uso de BIM sigue extendiéndose a escala global, pues se traduce en múltiples ventajas competitivas que conviene aprovechar cuanto antes.

READ MORE

Desarrollo inmobiliario: apuesta por el interior de Guatemala

Santa Lucía Cotzumalguapa, San Pedro Carchá, Quetzaltenango y la playa de Monterrico son algunos de los lugares que figuraron durante el webinar titulado “Desarrollo en el interior de la república”, organizado por la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios de Guatemala (ADIG), con el patrocinio de Qualicons.

Tal como lo indicó el moderador, Marco Penados, para este evento virtual convocaron a los representantes de empresas y organizaciones que ya están aprovechando las oportunidades más allá de los límites de la capital; ellos fueron:

  • Jorge Figueroa, de INTEGRO.
  • Daniel Morales, de Grupo Krea.
  • Jean Francois Dubois, de Metroproyectos.
  • David Rosales, de Creamos Guate.

A favor de la descentralización

Sin lugar a dudas, todos los invitados manifestaron que, hoy por hoy, la descentralización debería ser una prioridad para todos los involucrados con el negocio inmobiliario.

“El desarrollo del país tiene que ir por ahí (la descentralización). Somos una nación joven y se nos viene un bono demográfico interesante para los próximos 5-10 años que hay que aprovechar…y buena parte de ese desarrollo se va a dar en el interior”, explicó Figueroa.

Al respecto, Morales añadió: “La ciudad (capital) está saturada, todavía hay oportunidades, pero cada vez se hace más complejo”. Además, “hay que llevarle más productos y servicios a las personas en esas comunidades para ayudarles a mejorar su calidad de vida”, concluyó Dubois.

Diseño y ordenamiento de ciudades emergentes

El moderador de ADIG comentó que tanto la ciudad capital como todo el departamento de Guatemala, en buena medida, han crecido de forma desordenada. Y, por tanto, le pidió al representante de Creamos Guate su opinión con respecto a qué deberían hacer las distintas ciudades emergentes a lo largo y ancho del territorio nacional.

“Ese reto es sumamente complejo; y desde la Asociación de Planificadores Urbano Territoriales de Guatemala nos preocupa mucho. Somos conscientes de que las municipalidades en el interior del país tienen muchas debilidades técnicas y, por otro lado, también está el tema político. Por tanto, necesitamos normativas, capacidad técnica y voluntad política”, detalló Rosales.

Y en ese mismo contexto comentó que, afortunadamente, también han comenzado a aparecer grandes propietarios de suelo que han entendido su responsabilidad al poseer tierra en estos lugares; por tanto, han buscado la forma de desarrollarla de la manera más ordenada, inteligente y sostenible posible; pero aún son muy pocos.

Sobre el trámite de las licencias de construcción y demás permisología, los panelistas indicaron que, aunque es difícil generalizar pues cada municipalidad “es un mundo”, los procesos suelen ser menos complejos que en la capital. Y, con respecto a los plazos, Figueroa comentó que en ciudad de Guatemala pueden tardar entre 12 y 18 meses; mientras que en el interior pueden ser solo entre 6 y 8 meses.

De cualquier manera, destacaron la importancia de que los desarrolladores mantenga una comunicación abierta con las autoridades; además de ser responsables con el medioambiente y respetuosos con las comunidades que ya viven en esos lugares.

Luego, Penados quiso profundizar un poco más y le pidió a Rosales que planteara reglas básicas para trasladar a los alcaldes, a fin de que puedan desarrollar sus ciudades de manera ordenada y atraer la inversión más conveniente. Entonces se presentaron las siguientes:

  1. No permitir que la conectividad del municipio se pierda con grandes barreras humanas que pueden llegar a generar los proyectos cerrados.
  2. Entender la vocación del suelo en cuanto a cómo lo pueden utilizar y así evitar cualquier tipo de riesgo para las personas, comunidades y propiedades.
  3. Tener en cuenta la sostenibilidad para tomar decisiones en cuanto a cómo ocupar los terrenos y construir en ellos.

Amplio potencial turístico aún sin explotar

Otro tema destacado que se abordó durante la plática fue el de las áreas con enorme potencial turístico. Y, en consecuencia, todos los participantes estuvieron de acuerdo con lo que comentó el director adjunto de Metroproyectos: “Principalmente, creo que hemos sido muy malos institucionalmente para vender el país a los turistas, para atraerlos, convencerlos y hacer que se sientan seguros de venir. A diferencia de Costa Rica que ha sido un ejemplo en la región. De hecho, el potencial turístico de Costa Rica no es mucho más grande que el nuestro; pero creo que ha sido una estrategia mal manejada”.

En ese mismo sentido, se concluyó que, aunque muchos países no tienen la diversidad natural y cultural de Guatemala, hace falta más trabajo conjunto por parte de las municipalidades, la empresa privada en general, los desarrolladores inmobiliarios y los habitantes de dichas zonas.

Adicionalmente, se comentó el caso de las ciudades de retiro que también están prosperando en Costa Rica.

“El problema que tenemos, otra vez, es que todos esos retirados requieren servicios que deben prestarles personas capacitadas, que probablemente hablen inglés; así como internet de calidad y buenas vías de comunicación. Entonces hay una brecha muy grande en temas sociales, educativos, culturales y de infraestructura. En todo eso no hemos invertido en este país aún y ahí está la ventaja por la cual Costa Rica nos gana”, opinó Rosales.

Y con respecto a todo lo anterior el representante de INTEGRO señaló: “Yo ahí agregaría los temas de salud y de seguridad que son muy importantes, sobre todo en la industria del retiro, y en Costa Rica esos indicadores son altísimos comparados con nosotros”.

Regla de oro

Tras la invitación del moderador a compartir consejos esenciales para quienes aún no han comenzado a desarrollar proyectos inmobiliarios en el interior de Guatemala, los 4 panelistas coincidieron en la siguiente regla de oro: Investigar bien cada localidad para entender cuál es la vocación del lugar y dónde están las mejores oportunidades.

“En este negocio no hay que ir a probar a ver si sale o no sale, hay que hacer investigación de mercado, meterse de cabeza para preparar el mejor proyecto para la comunidad a la que vas a atender. Siempre pensar en dar porque en este tipo de negocio ese dar siempre se multiplica”, afirmó Figueroa.

Y, en ese mismo sentido, el representante de Grupo Krea concluyó: “Es fundamental estudiar bien el mercado y, por supuesto, respetar a la comunidad e incluirla en el proyecto”.

READ MORE

Pasos para la construcción proyectos

La ejecución de un proyecto de construcción es un proceso muy complejo. Y aunque en internet abundan artículos que abordan este tema, en Qualicons consideramos que, a través de esta entrada de nuestro blog, podemos ayudar a priorizar y a explicar, en un lenguaje más universal, algunas de las tareas más relevantes.

En ese sentido, más allá de la terminología técnica, todos los involucrados deben comprender que, para que un proyecto constructivo sea exitoso, hay que cuidar la fase de planificación y, por supuesto, la de edificación de la obra.

Punto de partida

Todo comienza con el cuidadoso análisis de las necesidades, expectativas y/o motivaciones de los futuros dueños y/o usuarios del inmueble; así como de las características del terreno que ya se tiene o que, incluso, debe encontrarse.

Luego, se formula la solución a partir de la cual se diseña el proyecto. Y, como parte de la planificación, también tienen cabida los estudios de factibilidad en términos técnicos, económicos, administrativos, legales y medioambientales.

De esta manera, es posible contar con un claro entendimiento de los alcances de la obra, que se traducirá en un presupuesto detallado y en un cronograma que asegure el cumplimiento de los plazos establecidos.

Asimismo, antes de colocar la primera piedra, es necesario que profesionales del sector realicen actividades como las siguientes:

  • Tramitología y gestión de permisos.
  • Preparación y entrega de un contrato con el detalle de costos, tiempos, así como de las condiciones que regirán la relación entre las partes.  
  • Programación de la obra, estableciendo plazos parciales y totales.
  • Selección y contratación del equipo humano.
  • Compra de materiales, además de la adquisición o alquiler de la maquinaria.
  • Entre otras.

¡Manos a la obra!

La construcción es el paso clave para materializar el proyecto. Por tanto, lo mejor es que cuente con la asesoría adecuada desde el principio hasta el final de la misma, de manera especial en lo que respecta a la dirección de la obra, es decir, para interpretar los planos y las especificaciones técnicas; así como para coordinar las actividades de todas las personas involucradas, que suelen tener distintas profesiones u oficios y proceder de diferentes empresas.

Finalmente, todas estas actividades deben liderarse cuidando el cumplimiento de las normas y los requisitos de salud y seguridad ocupacionales; sin perder de vista el control de calidad.

READ MORE