Skip to Content

Blog

Industria 4.0: Nuevas tecnologías en sus procesos productivos

Interconectividad. Automatización. Datos en tiempo real. Estos son algunos de los principales cambios que genera la industria 4.0, un concepto que se refiere a integrar las tecnologías inteligentes con la producción y las operaciones físicas.

Entonces, además de tener la capacidad de afectar los procesos productivos de todas las industrias y sectores, puede transformar los productos, la cadena de suministros; así como las relaciones con inversionistas, proveedores y clientes.

Algunas de las innovaciones tecnológicas que están impulsando esta cuarta revolución industrial son: las herramientas de planificación de recursos empresariales (ERP), la robótica, la inteligencia artificial, la automatización, la computación en la nube y el internet industrial de las cosas (IIoT, por sus siglas en inglés).

Y como es natural, cada empresa debe identificar las que mejor pueden satisfacer sus necesidades específicas. En caso contrario, corre el riesgo de perder competitividad.

¿Cómo se aplica la manufactura inteligente?

Para ejemplificar mejor el impacto de la industria 4.0 en el día a día, veamos cómo cambian dos áreas específicas de una empresa.

Por ejemplo, en el área de mantenimiento, facilita el salto desde una gestión preventiva a otra predictiva, anticipándose a problemas o fallas que podrían surgir más adelante. Lo que también se traduciría en menores tiempos de inactividad de la maquinaria y en menores costos por reparaciones.

Y en lo que respecta a la cadena de suministros, permite que esta sea más ágil y eficiente, en tiempo real, con las tareas de transferencias, disposiciones, reclasificaciones y ajustes de activos.

En definitiva, todos los involucrados en el ciclo de vida del producto pueden compartir visiones informadas, enriquecidas y actualizadas de la totalidad de los procesos.

A la fecha, la consultora Deloitte ha identificado que los sectores que más han avanzado en la adopción de la industria 4.0 alrededor del mundo son: electrónica, manufactura, química, madera, logística-transporte, automoción y, por supuesto, ingeniería-construcción.

En dicho contexto, estas son algunas de las situaciones que suelen enfrentar las compañías para decidirse por la manufactura inteligente:

  • Mantener o mejorar la calidad de los productos.
  • Optimizar la satisfacción y la experiencia de los clientes.
  • Aumentar la eficiencia y rentabilidad.
  • Destacar en un mercado con competidores agresivos.

Así, entre los beneficios más reconocidos al adoptar un modelo de industria 4.0 figuran estos siete:

  1. Fortalecimiento del trabajo colaborativo entre los equipos de trabajo y departamentos, permitiendo a la vez una comunicación más directa y fluida para la toma de decisiones.
  2. Proactividad para abordar y resolver problemas potenciales.
  3. Reducción en los tiempos de producción.
  4. Mejor control del uso de todos los recursos.
  5. Mayor seguridad en los procesos.
  6. Menor generación de desperdicios.
  7. Atracción y retención del talento más joven.

Finalmente, a partir de lo planteado previamente, es vital reconocer, en primer lugar, que la industria 4.0 no solo consiste en invertir en tecnología y nuevas herramientas, sino en transformar la manera en la que una empresa opera y crece.

En segundo lugar, tampoco es necesario aplicar todas las innovaciones al mismo tiempo, solo las que vayan resultando más favorables.

Y, en tercer lugar, estas adaptaciones suelen requerir cambios en la infraestructura que acoge todas las actividades productivas. Por tanto, nosotros podemos apoyarle con la construcción o adecuación de sus instalaciones, ¡platiquémoslo!

READ MORE

¿Qué son los edificios inteligentes? Características esenciales

En pocas palabras, un edificio inteligente es todo aquel que pone la tecnología al servicio de las personas para gestionar y controlar de forma integrada y automatizada los espacios, a fin de que sean más productivos, confortables y seguros.

Aunque este tipo de inmuebles ya tienen un par de décadas de existir, sigue siendo importante conocer las características que los distinguen, independientemente de cómo están evolucionando al ritmo imparable de las nuevas tecnologías. En este artículo le compartimos una selección con 10 características esenciales.

1) Este concepto se adapta a todo tipo de edificaciones, tanto nuevas como las que se remodelan, ya sean residenciales, comerciales, corporativas e industriales. Así, centros comerciales, hospitales, hoteles, bancos, plantas de producción, museos, oficinas, bodegas y viviendas pueden convertirse en edificios inteligentes. 

2) Se diseñan y construyen con materiales reciclables y con sistemas que buscan alcanzar la máxima eficiencia; así como disminuir los impactos en el medioambiente.

3) Cuentan con sensores para recolectar, procesar y analizar datos procedentes de diferentes áreas y elementos, a fin de controlar en tiempo real su completo funcionamiento: aforo, niveles de dióxido de carbono en las estancias, consumos de agua y energía, funcionamiento de elevadores, temperatura, humedad, disponibilidad de estacionamientos, accesos, cámaras de seguridad, telecomunicaciones, etc.

4) Son eficientes en su consumo, pues el sistema de control, totalmente integrado, centralizado y automatizado, regula los suministros. De ese modo, los responsables pueden tomar decisiones informadas basadas en datos.

5) Los edificios inteligentes son flexibles en cuanto a estructuras, sistemas y servicios, adaptándose con facilidad a todos los cambios tecnológicos.

6) Ofrecen la oportunidad de mejorar la salud y seguridad de sus ocupantes, haciendo que su experiencia sea más agradable; además de optimizar la calidad de vida de quienes coexisten con la obra, mientras mantienen su rentabilidad.

7) Pueden contar con sistemas de recogida de aguas pluviales para usos sanitarios, paneles solares, programas de recuperación de residuos y depuración de vertidos; así como con jardines en fachadas, terrazas y techos.

8) Cumplen objetivos económicos tales como la reducción de costos de operación y mantenimiento, además del incremento de la vida útil del edificio. Al respecto, un artículo de la revista Construir indicó que “un 75% de los costos de los edificios se deben a la operación y mantenimiento, por tanto, se prevé que la digitalización permita un 20% de ahorro por año”.

9) Constituyen un mercado en rápido crecimiento. De acuerdo con el estudio “Edificios inteligentes: oportunidades clave, clasificación de competidores y pronósticos de mercado 2022-2026”, desarrollado por la consultora británica Juniper Research, actualmente existen 45 millones de este tipo de espacios y para el año 2025 veremos un 150% más, llegando a 115 millones de estos inmuebles en todo el mundo.  Dicha investigación también señala que el 90% de esos edificios inteligentes serán del rubro no residencial.

10) Finalmente, un edificio inteligente tiene un mayor valor en el mercado. En ese sentido, un estudio de Fortune Business Insight reveló que para 2026, las ganancias de la construcción inteligente, solo en Estados Unidos, sumarán USD$34.2 billones.

READ MORE

¿Cómo definir el concepto de un proyecto inmobiliario?

Actualmente, el concepto de un proyecto inmobiliario determina, en gran medida, su éxito comercial.

Ya quedaron atrás los tiempos en los que dicho concepto se creaba hasta el momento de planificar la campaña publicitaria del inmueble. Y, por supuesto, ahora ya se reconoce que el adagio “location, location, location” solo conecta con el valor percibido de una ubicación que, aunque es importante, no considera un elemento prioritario: el valor percibido emocional, centrado en el público objetivo.

Un proceso para conectar con los compradores u ocupantes

En términos generales, el concepto de un proyecto inmobiliario refleja su personalidad única; teniendo en cuenta las necesidades, deseos e intereses de los futuros usuarios. Y, en consecuencia, plantea cómo quiere hacerlos sentir gracias a sus principales diferenciadores, hasta el punto de que incluso puede lograr que paguen más de lo que calcularon. Así, el concepto de un proyecto inmobiliario encuadra su propuesta de valor.

Por ese motivo, su definición debe ser el resultado del trabajo conjunto entre todas las partes involucradas en el diseño, construcción y comercialización. Es decir, inversionistas, desarrolladores, arquitectos, constructores, interioristas, mercadólogos, entre muchos otros.

Entonces, para efectos de este artículo, le proponemos 4 pasos decisivos:

1) Realizar un análisis de la oferta y la demanda, identificando las mejores oportunidades. Así, es fundamental comenzar a esbozar el concepto en sintonía con las condiciones reales de la zona y del mercado.

2) Determinar los objetivos que se desea alcanzar con el proyecto, considerando factores como los siguientes:

  • Necesidades del mercado.
  • Disponibilidad física.
  • Vocación de la zona.
  • Estado de la competencia directa e indirecta.
  • Normativa vigente, etc.

3) Perfilar a los buyer personas del proyecto. Este concepto en particular, también llamado cliente ideal, consiste en una descripción, basada en datos reales, del comprador o usuario más adecuado para el proyecto.

En otras palabras, nos referimos al protagonista en el que hay que pensar para crear el concepto de un proyecto inmobiliario.

En este contexto las características demográficas como la edad, nivel educativo, ocupación y estado civil, por ejemplo, no son suficientes. Hay que ir más allá para identificar: metas de vida, preocupaciones, retos, responsabilidades, miedos y motivaciones que determinan sus decisiones de compra.

Y la forma más adecuada para recopilar toda esa información es a través de entrevistas con personas que tengan características y comportamientos similares; y que podrían tener un interés genuino en el proyecto inmobiliario que se está conceptualizando.

4) Formular el concepto que, básicamente, puede redactarse a partir de las respuestas a preguntas como las siguientes, siempre teniendo en mente al buyer persona:

  • ¿Qué necesidades atenderá?
  • ¿Qué lo hará atractivo para ellos?
  • ¿Qué queremos que sientan con el proyecto?
  • ¿Qué experiencias podrán vivir cuando el proyecto esté listo?
  • ¿Por qué ese proyecto es perfecto para ellos?

Por su misma naturaleza, este paso es iterativo, se va descubriendo y afinando sobre la marcha.

Y llegados a este punto, el concepto estará listo para impregnarse en todo el proyecto inmobiliario desde su diseño hasta su entrega y operación.

Finalmente, en términos mercadológicos, luego el concepto debe traducirse en mensajes que se difundirán por medio de un plan o estrategia a la medida. Entonces, los buyer personas serán los interlocutores directos, con quienes habrá que dialogar para mostrarles el valor del proyecto inmobiliario, comunicándoles por qué es ideal para ellos, respondiendo a sus consultas y aclarando sus dudas.

READ MORE

¿Qué es la eficiencia energética en la construcción?

En la actualidad, un objetivo primordial de toda la industria de la construcción es edificar proyectos con un mínimo impacto ambiental. Y por eso hoy hemos elegido abordar uno de los factores decisivos para dicho cometido: la eficiencia energética.

READ MORE

Bodegas con estructuras de acero: ventajas y desventajas

Si está proyectando la construcción de una bodega, nave o planta industrial, es probable que se haya planteado si le conviene o no contar con estructuras de acero.

En términos generales, en cuanto a la estructura, tiene tres opciones para elegir: concreto, acero o mixtas.

Las estructuras de concreto son rígidas y, en consecuencia, permiten edificar varias subestructuras en planta; además, tienen un mejor comportamiento ante el fuego o la corrosión, sin tratamientos especiales.

Sin embargo, ofrecen tres limitaciones de peso: el costo es más elevado, los tiempos de construcción son más prolongados y no permiten crear espacios tan amplios ni luminosos.

Pros y contras de las estructuras de acero

Veamos ahora lo que las estructuras de acero pueden ofrecerle a su proyecto industrial:

  1. Son más ligeras que la realizadas con otros materiales, lo que se traduce en menores costos de cimentación.
  2. Su montaje es mucho más rápido con respecto al concreto y a otros materiales. Esto se debe, sobre todo, a que mientras los elementos de la estructura se fabrican en el taller, se puede avanzar con el movimiento de tierras y con la cimentación.
  3. Ofrecen mayor estabilidad en cuanto a peso y fuerza.
  4. Su homogeneidad, es decir, que sus propiedades no cambian significativamente a lo largo del tiempo. Así, si se les da un mantenimiento adecuado, pueden durar indefinidamente.
  5. Han demostrado un buen comportamiento en caso de sismos gracias a su ductilidad.
  6. Permiten realizar modificaciones y ampliaciones de manera relativamente sencilla.
  7. El resultado final le permite lograr espacios más amplios y con mejor iluminación.
  8. Y cuando termina la vida útil de una edificación, las estructuras de acero pueden desmontarse y volver a utilizarse en otro sitio con bastante facilidad.

Y a pesar de todas estas bondades, también es importante que tome en cuenta estas desventajas:

  1. Las estructuras de acero son altamente sensibles a la corrosión, dependiendo del lugar donde se ubique la obra y de otros agentes externos. En consecuencia, requerirán mantenimiento, cuyos costos debe considerar.
  2. De igual modo, si necesita mejorar la resistencia al fuego, tendrá que aplicar recubrimientos especiales.
  3. Son sensibles a torceduras y a temperaturas elevadas que pueden acelerar la pérdida de su fuerza.

Finalmente, tiene la alternativa de elegir estructuras mixtas, es decir, que combinan lo mejor del acero y del concreto, todo en función del diseño y de las necesidades puntuales del proyecto. Y en términos de costos, aunque no suelen ser tan económicas como las que solo están hechas de acero, sí son menos onerosas que aquellas construidas exclusivamente con concreto. 

READ MORE

Construcción modular y prefabricada, una tendencia que se consolida

Unos meses atrás, presentamos brevemente este tema en otro artículo del blog en el que escribimos sobre nuestras predicciones para el sector de la construcción en el 2022. Y ahora ha llegado el momento de compartirle más información relevante sobre la construcción modular y prefabricada, que ya es parte de nuestro portafolio de servicios.

Este sistema constructivo no es nuevo; de hecho, uno de los primeros registros que se tienen de él se remonta al siglo XIX, específicamente alrededor del año 1830, cuando el carpintero británico Herbert John Manning construyó una casa de madera para que su hijo la habitara tras emigrar a una colonia lejana.

Desde entonces, su evolución ha sido constante hasta que, hoy en día, es una opción viable a la construcción tradicional no solo de viviendas, sino también de edificios residenciales y de oficinas, colegios, hospitales y muchos otros tipos de obras más.

Por ejemplo, el nuevo proyecto residencial más alto del mundo (hasta la fecha de publicación de este artículo), se erigió por medio de construcción modular y prefabricada al sur de Londres (Reino Unido) y se llama Ten Degrees. Entre las curiosidades de este, sobresalen las siguientes:

  • Son dos torres residenciales que albergan 546 viviendas.
  • Está integrado por más de 1500 módulos, para lo cual se utilizaron diferentes técnicas y tecnologías como la realidad virtual y la impresión 3D.
  • Entre las amenidades incluye una galería de arte, gimnasio, espacios de co-working y un café.
  • Su edificación se realizó en 39 meses y terminó de construirse en mayo de 2021.

¿Qué es la construcción modular y prefabricada?

La construcción modular y prefabricada significa edificar una obra, o partes de esta, fuera de su emplazamiento, bajo condiciones controladas, aplicando los mismos materiales, procesos, estándares y normas que en la construcción tradicional.

Por tanto, en términos generales, comprende estas fases:

  1. Análisis previo y desarrollo técnico, para comprender las necesidades del cliente, así como sus especificaciones particulares, a fin de definir el alcance del proyecto.
  2. Fabricación y obra civil, que incluye la construcción de los módulos de acuerdo con los diseños, mientras se desarrollan actividades como la cimentación y el saneamiento del terreno.
  3. Embalaje, transporte y descarga de los módulos en la ubicación definitiva para su ensamblaje.
  4. Finalización de la obra, considerando las tareas de verificación, entrega y garantías correspondientes. 

Desde 2019, de acuerdo con el reporte “Modular construction: From projects to products” / “Construcción modular: De proyectos a productos”, elaborado por McKinsey & Company, se estima que el valor de este mercado para nuevos proyectos inmobiliarios por sí solo podría alcanzar los US$130 mil millones en Europa y Estados Unidos para 2030.

Por otra parte, hasta ahora, algunos de los principales actores mundiales de la construcción modular son: ACS Group (España), Kiewit Corporation (Estados Unidos), Balfour Beatty PLC (Reino Unido), Komatsu Ltd. (Japón) y Skanska AB (Suecia).

Ventajas que impulsan su popularidad

La construcción modular y prefabricada representa múltiples ventajas, tal como las que se detallan a continuación:

  • Brinda un control minucioso de los materiales y maquinaria que se utilizan, así como del flujo de trabajo durante el proceso constructivo.
  • Es compatible con el uso de BIM.
  • Acelera los plazos de los proyectos, además de evitar los atrasos por condiciones climáticas.
  • Permite incorporar innovadores sistemas de iluminación, climatización y aislamiento, lo que disminuye el consumo de energía.
  • Es amigable con el medio ambiente pues genera menos residuos (que a su vez conllevan importantes gastos para su eliminación), disminuye el consumo de agua y provoca una menor huella de carbono.

En definitiva, hoy más que en otras épocas, la construcción modular y prefabricada está cambiando significativamente la forma en que construimos y cómo lucen nuestros paisajes urbanos. Por ese motivo, todos los jugadores de los sectores relacionados deben considerar esta tendencia, su impacto y el rol que quieren desempeñar para no quedarse atrás.

READ MORE

¿Cómo saber cuándo es necesario ampliar una nave o planta industrial?

Ampliar una nave o planta industrial es una decisión que amerita un cuidadoso estudio en función de los 5 factores indicados en este artículo.

READ MORE

¿Qué le depara el 2022 al sector de la construcción?

Las repercusiones de todo lo ocurrido en 2020, tras la aparición del COVID-19, siguen impactando las distintas actividades económicas a escala local y regional. Así que, a solo semanas del cierre de este año, le presentamos una selección con cinco de las principales tendencias del sector de la construcción para el 2022.

Proyectos más sostenibles

Cada vez hay más desarrolladores inmobiliarios y clientes empresariales preocupados por la preservación del medio ambiente, enfocados en ahorrar recursos como el agua y la electricidad; que no solo esperan el uso de materiales eco eficientes, sino de los equipos, la tecnología y el mobiliario que reduzcan la huella ambiental cuando la infraestructura ya esté funcionando.

Productos prefabricados y fuera de lugar

El tiempo siempre ha sido un elemento decisivo para ejecutar un proyecto constructivo. Y con este tipo de recursos se ha comprobado que es posible asegurar la calidad, cumplir con la precisión geométrica, minimizar los desperdicios, además de que son fáciles de instalar.

Estos prefabricados permiten la construcción modular, es decir, un proceso en el cual se edifican elementos de una obra fuera de su emplazamiento para luego transportarlos y ensamblarlos. Un símbolo reciente de esta tendencia es el AC Marriot, el hotel modular más alto en la ciudad de Nueva York, cuyas 168 habitaciones distribuidas en 26 pisos se han construido una a una por separado.

Espacios multifuncionales, luminosos y flexibles

Estas características ya no solo aplican a las viviendas, sino también a los espacios corporativos y hasta para las naves industriales, cuya demanda ha aumentado tras el boom del comercio electrónico debido a la pandemia. Lo esencial en este sentido es ganar amplitud, aprovechar al máximo la luz natural y lograr una mejor fluidez entre los distintos espacios.

Digitalización de actividades constructivas

El internet de las cosas y la inteligencia artificial seguirán impulsando novedades como las siguientes:

  • Robots que realizan tareas repetitivas como colocar ladrillos, pintar o cargar.
  • Softwares en la nube para mantener la comunicación, la colaboración y el seguimiento en tiempo real.
  • Drones para monitoreo de avances e inspecciones de seguridad.
  • Sensores y rastreadores en chalecos y cascos para cuidar la salud de los trabajadores.

Y, por supuesto, no puede faltar la creciente utilización de exoesqueletos que van desde guantes eléctricos hasta trajes de cuerpo completo para mejorar la fuerza y la destreza de los operarios.  

Atracción y retención de trabajadores

Esta tendencia para el 2022 es una de las más decisivas pues la falta de empleados calificados puede frenar cualquier proyecto. Entonces, ante dicho desafío, las constructoras están ofreciéndoles salarios y prestaciones más competitivas, brindándoles mejores recursos de trabajo y apostando por capacitarlos constantemente.

Finalmente, mientras los costos de los materiales de construcción siguen aumentando, los principales actores de este sector nos enfrentamos al desafío de seguir innovando y de aplicar nuestra creatividad para diseñar y edificar obras que se alineen con estas tendencias en beneficio de clientes y usuarios finales.   

READ MORE

¿Cómo se están re inventando los proyectos de oficinas para el 2022?

“El coronavirus ha obligado a repensar dónde y cómo trabajamos” o “La pandemia ha probado que se puede trabajar desde cualquier lado”, son algunas de las ideas que circulan en internet sobre el presente y el futuro de las oficinas. Entonces, ¿qué podemos esperar para el 2022?

En primer lugar, es un hecho que desde antes de esta crisis sanitaria global ya estaba en marcha la transformación digital de las empresas. Pero, en solo 18 meses, dicho proceso se aceleró vertiginosamente; además de cambiar la forma en que los empleados ven y valoran tanto la seguridad como la higiene en sus espacios de trabajo.

Otro aspecto relevante ha sido el hecho de que el teletrabajo, a pesar de todas sus ventajas, con frecuencia ha impedido que los empleados logren separar su vida familiar de la laboral, o que cuenten con todos los recursos necesarios.

De hecho, muchos estudios en distintas partes del mundo están revelando que los colaboradores se inclinan más por modelos híbridos; es decir, aquellos que les permiten dividir su tiempo entre su hogar y su oficina, en lugar de permanecer solo en uno o en otro.

Por otra parte, también han aparecido oficinas en modalidad “plug & play”, dinamizando al sector inmobiliario con una propuesta que consiste en espacios listos para ocupar y usar, amueblados y equipados, incluyendo WiFi y tecnologías de videoconferencias; trascendiendo la entrega de obra gris (sin acabados) o llave en mano.

“La oficina ya no es solo un lugar”

Esta frase de Sundar Pichai, CEO de Google, refleja muy bien el auténtico cambio para el 2022 y los años venideros: los desarrollos inmobiliarios de oficinas seguirán existiendo, pero ya no solo para construir lugares a donde los empleados asisten para reportarse día tras día; sino auténticos espacios de encuentro creados para estimular la innovación y el intercambio de ideas.

Así, las oficinas se han transformado y ahora deben:

  • Asegurar el cumplimiento de las medidas de bioseguridad; lo que puede significar una menor densidad del espacio.
  • Atender las necesidades de colaboración, concentración, coaching y formación del talento humano (sobre todo de los más jóvenes), que justamente son las actividades que el home office no les permite realizar.
  • Implementar tecnología que limite el contacto con las superficies que podrían ser focos de contagio.
  • Utilizar materiales fáciles de limpiar, desinfectar y mantener.
  • Tener buena ventilación que facilite la circulación de aire exterior.
  • Contar con sistemas de aire acondicionado que aseguren la buena filtración.
  • Ofrecer áreas de descomprensión que ayuden a los empleados a liberar el estrés, tomar un descanso y recargar energías.  
  • Incorporar espacios al aire libre, que han pasado de ser deseables a imprescindibles.
  • Lograr un balance entre los espacios que favorecen las interacciones, otros reservados para conversaciones más privadas o para hacer videollamadas; además de áreas que faciliten la concentración y el trabajo individual.
  • Ofrecer condiciones de arrendamiento flexibles, sobre todo cuando se dirigen a pequeñas o medianas empresas que son más vulnerables en estos tiempos de incertidumbre económica.
READ MORE

Parque industrial y complejo industrial: ¿cuál le conviene más a su empresa?

El comercio electrónico ha tenido un boom sin precedentes desde que comenzó la pandemia, impulsado por millones de compradores digitales que ya se acostumbraron a recibir en la comodidad de sus casas casi cualquier tipo de productos o servicios tras solo pulsar unos cuantos clics.

En este contexto, el tema logístico ha sido un verdadero reto para muchas empresas de todo tamaño. Por tanto, en este artículo le presentamos información sobre los parques y complejos industriales que, hoy más que nunca, tienen un rol esencial en la experiencia que debe brindarle a sus clientes.

Crecimiento imparable

Interact Analysis, compañía referente de inteligencia de mercado con presencia en Estados Unidos, China y el Reino Unido, ha estimado que las bodegas y almacenes podrían llegar a más de 180 mil inmuebles en todo el mundo para el año 2025.

Entre los distintos tipos de infraestructura logística, los parques industriales se caracterizan por ser espacios de grandes dimensiones destinados para el almacenamiento y la distribución, en los que empresas de iguales o distintos rubros pueden establecerse de estas dos maneras:

  • Construyendo sus propias edificaciones de acuerdo con sus necesidades o intereses.
  • O contratando el servicio de alquiler.  

De igual modo, se distinguen por estar ubicados suficientemente lejos de los centros urbanos, sin restricciones de horarios para la circulación, a fin de facilitar su crecimiento cuando sea necesario; pero, al mismo tiempo, están en zonas que facilitan la obtención de recursos humanos y materiales, próximas a vías principales de comunicación como carreteras, puertos aéreos o marítimos y/o vías férreas.

Además, los parques industriales cuentan con servicios básicos, instalaciones aptas para hacer negocios, vías internas para el tránsito de vehículos pesados; así como con una administración central que coordina aspectos como la seguridad y la gestión de distintos trámites.

Comparativamente, los complejos industriales, con frecuencia, se localizan dentro de las ciudades; por lo que incluso las empresas que compran los espacios pueden tener áreas comerciales con salas de ventas accesibles para sus clientes.

Y aunque el espacio disponible suele ser menor con respecto al de los parques industriales, los complejos pueden contar con bodegas multinivel; es decir, soluciones de almacenaje con posibilidades de crecimiento en altura.

Otro diferenciador importante son las amenidades compartidas entre todas las empresas ahí presentes, incluyendo restaurantes, talleres, salas de reuniones o capacitación y áreas de recreación, entre otras.

Entonces, tras leer estas descripciones, ¿cuál de estas infraestructuras necesita su negocio para seguir creciendo?

READ MORE