Skip to Content

Blog

Manejo integral del agua: perspectivas del sector inmobiliario

“Actualmente, uno de los gastos más preocupantes suele ser la electricidad; pero la luz gracias a Dios es un recurso que todos los días amanece, es un recurso que tenemos y que se puede producir. En cambio, el agua es un recurso que debemos cuidar, además de entender que eso realmente conlleva un costo de suministro, reutilización y mantenimiento”.

Con esta frase, entre muchas otras, el moderador del más reciente webinar organizado por ADIG expresó la importancia del tema abordado: “Mitos y realidades: manejo integral del agua dentro de un edificio de apartamentos o uso mixto”.

Para ello, se contó con la participación de los siguientes expertos:

  • Enrique Batres, gerente general de BICSA.
  • Norman Siguí, secretario de la Asociación Guatemalteca de Ingeniería Sanitaria (AGISA).
  • José Carlos Hernández, gerente técnico en CC Desarrollos – Be Water.

¿Qué es el manejo integral del agua?

A fin de entrar en materia, los panelistas compartieron sus explicaciones sobre qué es y cómo se aplica el manejo integral del agua en un edificio, un proyecto urbanístico o en toda una ciudad.

“Para mi consiste en pensar en el ciclo del agua, en los cuatro grandes elementos que lo componen: el abastecimiento, la distribución y su uso, la disposición de las aguas servidas o residuales hacia un sistema de tratamiento y la reutilización”, señaló Batres.

Por su parte, Siguí complementó la explicación diciendo: “Es la gestión coordinada y también planificada del agua y de todos los recursos que giran alrededor de ella; con una visión medioambiental, social y económica”.

Finalmente, Hernández añadió: “Es cuidar la cantidad y la calidad del agua en el marco de ese ciclo”.

Luego, los expositores comentaron sobre falta de organización para la creación y gestión de distritos o zonas hídricas que, de acuerdo con lo explicado por el representante de BICSA, podrían funcionar de la siguiente manera: un proyecto contaría con su propio pozo y su propio sistema de tratamiento, integrándolo con un conjunto de edificaciones que pueden ser residenciales, comerciales o de oficinas en la misma área geográfica, de tal modo que todos ellos compartirían, bajo una gobernanza adecuada, desde la inversión inicial hasta la operación y mantenimiento de los mismos.

Optimización del recurso

A lo largo del webinar se enfatizó la importancia de comprender la siguiente idea: Aunque un proyecto tenga su propio pozo, con un buen suministro, eso no significa que deba dejar de lado la responsabilidad de reutilizar el agua solo porque no le hace falta. En consecuencia, todos los participantes coincidieron en que urge desarrollar esa conciencia ambiental.

“La idea es reducir la cantidad de agua que yo requiero para poder abastecer un proyecto; yo pretendería que desde el principio un 75-80% del recurso que se utilice venga primero del pozo y el resto del reúso de aguas servidas ya tratadas y del aprovechamiento de aguas de lluvia para riego, lavado de ropa, inodoros, entre otras actividades similares”, indicó Batres. Y añadió: “Como desarrollador lo que pienso es que durante seis y hasta ocho meses del año podemos aprovechar una cantidad de lluvia en esta ciudad o incluso en otros lugares de la república”.

Por otro lado, se comentó que ya existen proyectos, sobre todo habitacionales, con los equipos y sistemas pertinentes para el suministro y reutilización del agua; pero el problema es que en el mediano y corto plazo los propietarios los dejan en abandono por la inversión que requieren para seguir operando.

De ese modo, los expertos concluyeron que también es fundamental educar a los consumidores finales, a quienes compran o alquilan los inmuebles, a fin de que comprendan el valor del agua y el precio que hay que pagar, no solo para garantizar el abastecimiento sino también el mantenimiento del recurso, para reutilizarla siempre que sea posible.

Al respecto, el representante de CC Desarrollos – Be Water afirmó: “No hay que pensar que porque es agua reutilizada ya no voy a pagar, al contrario, se debe invertir en reutilizar el agua porque debemos cuidar el recurso hídrico que nos pertenece a todos”.

Además, en el caso específico de los desarrolladores inmobiliarios, se comentó que, en términos netamente comerciales, un proyecto que invierta y provea equipos que hagan más eficiente el uso del agua, contará con un diferenciador importante.

E incluso, si por temas económicos actuales los proyectos no pueden entregarse con la infraestructura completa que permita el reúso del recurso, otra alternativa consiste en preparar y entregar el diseño de esta, para que cuando la junta, el condominio, o incluso la misma ley lo requiera, esa parte ya esté adelantada, concluyó Siguí.

READ MORE

¿Necesita una sala de reuniones inteligente?

¿Cuántas reuniones tienen en un día normal? ¿Un par? ¿Cuatro? ¿Más? O tal vez tiene jornadas maratónicas, con reuniones seguidas una tras otra, casi sin respiro.

En consecuencia, es probable que también esté muy familiarizado con distintos tipos de dificultades de conexión; además de las desgastantes pruebas de audio y/o video que roban valiosos minutos a colegas, clientes, proveedores, socios o inversionistas.

Debido al COVID-19 los viajes de negocios se han limitado mucho, ya sea por seguridad sanitaria o por recortes presupuestarios; entonces, empresas de diversos tipos y sectores han identificado la necesidad de contar con salas de reuniones inteligentes.

Por definición, estos espacios deben propiciar el diálogo, el intercambio de ideas, la difusión de información y la colaboración. Y, precisamente, las salas de reuniones inteligentes se distinguen por contar con dispositivos que automatizan funciones clave para el desarrollo del trabajo.

Funcionalidad, eficiencia y modernidad

Independientemente de su tamaño o forma, para diseñar y acondicionar salas de reuniones inteligentes hay diversos requerimientos como los que se enumeran a continuación, para los que, idealmente, debería contar con asesoría profesional:

  • Instalación de internet de alta velocidad.
  • Adecuación de conectores de energía, audio, datos y voz, sin tener cables desordenados o enredados; lo que no solo es un requisito estético, sino también de salud y seguridad ocupacionales.
  • Adquisición de mobiliario funcional, con mesas y sillas ergonómicas que, además, estén en sintonía con la imagen de la compañía.
  • Aseguramiento de la privacidad acústica en techos, pisos y/o paredes.
  • Incorporación de sistemas elevables y abatibles, pues de esa manera las pantallas, cámaras, proyectores y altavoces pueden permanecer discretamente ocultos mientras no se usan, aunque siempre estarán accesibles.
  • Uso de dispositivos y recursos con tecnología de punta como los siguientes:
  • Pantallas y/o proyectores de alta resolución.
  • Sistemas inalámbricos para mostrar en pantalla el contenido desde cualquier computadora a través de sincronización automática, lo que a su vez permite una mejor protección contra virus informáticos.
  • Pizarras digitales, que permiten la interacción con las imágenes proyectadas.

En este contexto, es conveniente que recuerde que el objetivo primordial debe ser la creación de un entorno confortable, tranquilo e intuitivo para todos los usuarios; lo que también conlleva facilitar el control de la iluminación, la temperatura y hasta de las cortinas y las persianas. De ese modo, este espacio podrá adaptarse a las distintas necesidades, situaciones y hasta preferencias.

READ MORE

¿En qué consiste el hot desking y el hotelling?

Para hablar de estas dos opciones de entornos en la oficina, imagine el caso de Julia, ejecutiva de ventas en una gran empresa. Ella, al llegar a su trabajo, revisa la lista de escritorios disponibles o se conduce directamente al espacio que reservó con antelación por medio de una app, para así iniciar su jornada que, tal vez, no será de ocho horas presenciales en el mismo lugar. Así funcionan el hot desking o el hotelling, respectivamente.

La aparición del COVID-19 aceleró la tendencia del teletrabajo; pero también el auge de modalidades híbridas, más flexibles como estas. Y aunque en el contexto centroamericano la situación de Julia puede parecer solo la escena de una película de moda, esto ya es una realidad en organizaciones de todo tipo alrededor del mundo.

Flexibilidad para trabajadores nómadas

Antes de 2020 se consideraba que solo los millennials valoraban poder elegir cuándo y cómo acudir a una oficina; pero, debido a la pandemia, esa perspectiva ya no se limita solo a los empleados más jóvenes.

Y cuando se trata de hot desking y hotelling hay un factor clave: están especialmente dirigidos a los colaboradores que, por la naturaleza de sus trabajos, no necesitan pasar en una oficina de la mañana a la noche, un día tras otro. Por ejemplo, vendedores, algunos gerentes o, en las industrias creativas, los productores audiovisuales y ejecutivos de cuentas. A este tipo de personas también se les conoce, hoy en día, como trabajadores nómadas.

Comencemos ahora con el hot desking. En particular, este se refiere a una forma de laborar y, sobre todo, de usar el espacio en una oficina que no funciona por asignación directa.

En consecuencia, el empleado puede elegir entre una variedad de espacios individuales o colectivos para laborar, sin instalarse en ninguno de forma definitiva.

En este caso, también pueden darse asignaciones rotativas, basadas en turnos o por orden de llegada, cada día o incluso en horarios determinados.

En función de lo planteado hasta ahora, la principal diferencia del hotelling radica en que los empleados pueden reservar con anticipación el escritorio, la sala de reuniones u otro espacio que quieren utilizar, incluso para un plazo mayor a solo unas horas o un día. Y pueden hacerlo con el apoyo de un servicio presencial, o por medio de una aplicación móvil. De hecho, funciona parecido a las reservaciones en los hoteles, y de ahí proviene su nombre. Por tanto, conlleva un mayor orden y control.

Ventajas y aspectos a cuidar

Tanto el hot desking como el hotelling pueden generar ahorros significativos para las empresas en términos de obras y de mobiliario; aunque siempre hay que acondicionar los espacios para estas modalidades de trabajo.

Por otro lado, favorecen la socialización y el trabajo colaborativo, más allá de áreas o departamentos.

Pero, de igual modo, representan algunos inconvenientes como la falta de privacidad para ciertas actividades, o el riesgo de que algunos colaboradores se queden sin lugar, específicamente en el caso del hot desking, para las fechas y horarios en las que todos sus compañeros “móviles” también decidan llegar a la oficina.

Entonces, ¿cuál cree que le conviene más a una organización como la suya?

READ MORE

5 errores comunes en el diseño de oficinas

¡Por fin cambiará su espacio de trabajo o replanteará el que ya tiene! Es probable que lo haga motivado por las nuevas exigencias derivadas del COVID-19, o por un entorno comercial más retador. De cualquier manera, las ideas que le presentamos a continuación le ayudarán a evitar errores en el diseño de su oficina que pueden resultarle caros en tiempo y dinero.

Además, cuidar la planificación y ejecución de un proyecto de esta índole puede ayudarle a:

  • Aprovechar todavía más el espacio disponible.
  • Mejorar la productividad, creatividad, confort, comunicación y motivación de sus empleados.
  • Identificar nuevas oportunidades de ahorro y eficiencia en el uso de diferentes recursos.

Por tanto, haga todo lo posible por evitar equivocaciones como las que se enumeran a continuación:

1) No analizar bien las características del espacio:

En este sentido, las dimensiones son esenciales. No obstante, esos datos en sí mismos no sirven para nada hasta que los examina en función de aspectos como los siguientes:

  • Cantidad de colaboradores.
  • Funciones y necesidades tanto individuales como grupales de cada uno de ellos.
  • Materiales y equipos que deben tener a la mano.
  • Cantidad y ubicación de puertas, ventanas y conexiones.
  • Altura del techo.
  • Necesidades de almacenamiento.
  • Requerimientos específicos para la atención de clientes y/o proveedores.

Así, tras un estudio inicial, el nuevo diseño tendrá que darles a sus colaboradores y visitantes los espacios idóneos para sus actividades a lo largo de cada jornada.

2) No cuidar la iluminación:

En el numeral anterior se habló de considerar la disponibilidad de ventanas, sobre todo para hacer el mejor uso de la luz solar que tiene el poder de asegurar el bienestar de los usuarios. No obstante, en la mayoría de casos no se puede prescindir de la luz artificial, por tanto, hay que planificarla bien para cada puesto de trabajo, prefiriendo luminarias LED suaves que eviten impactos negativos como fatiga visual, migrañas y hasta ansiedad.

3) Descuidar la salud auditiva:

Ruidos y sonidos no deseados pueden dificultar la concentración, poner en riesgo algunos procesos y hasta comprometer la confidencialidad de la información. En consecuencia, lo mejor es conocer bien las distintas alternativas de materiales y acabados para techos, pisos y paredes a fin de contrarrestar la contaminación acústica.

4) No considerar la ergonomía:

Y esto va más allá de solo las sillas ajustables que, por supuesto, deben brindar el soporte correcto para espalda, brazos y piernas.

La ergonomía también debe aplicarse en la selección de escritorios, estantes y archiveros para el almacenamiento.

5) No tomar en cuenta sus proyecciones de crecimiento:

Ciertamente, las crisis de toda índole son una constante en casi todos los sectores empresariales; pero eso no significa que su organización no podría ampliar o diversificar sus actividades dentro de un par de años, por ejemplo. Por tanto, el diseño de su oficina debe considerar sus necesidades presentes y también las de un futuro próximo. De lo contrario, tendrá que invertir en un nuevo cambio más pronto que tarde.

En definitiva, para atender cada uno de estos factores es recomendable que cuente con un equipo interno especializado o con expertos externos que le asesoren de principio a fin.

READ MORE

Importancia de la IVE en el desarrollo inmobiliario

¿Qué funciones debe realizar un oficial de cumplimiento? ¿Cuáles son los errores más comunes entre los involucrados en un proyecto inmobiliario, con respecto al cumplimiento de las leyes contra el lavado de dinero? Estas y otras interrogantes similares se discutieron durante el desarrollo del webinar titulado “La importancia de la IVE en el desarrollo inmobiliario”, organizado por ADIG.

Para abordar este tema, se contó con la participación de Jean Pierre Barrascout como moderador de la plática entre:

  • Yuri Masaya: contador público y director del departamento de prevención y cumplimiento de la Superintendencia de Bancos de Guatemala.
  • Andrea Miranda: abogada litigante en derecho administrativo, constitucional y tributario, que trabaja como abogada senior en la firma Écija Integrum. 
  • Luis Gómez Nájera: supervisor de prevención y cumplimiento en el área de personas no financieras de Superintendencia de Bancos de Guatemala.
  • Alejandro García: oficial de cumplimiento y jefe para Accountax de Guatemala.

A manera de introducción, Masaya comentó que, aproximadamente, en el año 2000 Guatemala estaba clasificado como un país no cooperante en la lucha contra el lavado de dinero, de acuerdo con diversos estándares internacionales. Por tanto, entre las medidas destinadas a resolver esa situación se creó la Intendencia de Verificación Especial (IVE). “Nos ha costado mucho salir de ahí. Los efectos de pertenecer a esa lista fueron nefastos como el hecho de estar aislados de la comunidad financiera”, añadió.

En ese sentido, en opinión de Miranda “la IVE es una institución que puede ayudar y apoyar a los empresarios de todo tipo para prevenir el lavado de dinero, para evitar que en sus negocios ingrese capital proveniente de actividades ilícitas”.

Y, de inmediato, para entrar en materia, Gómez Nájera detalló que, en el sector inmobiliario, con frecuencia, los “lavadores” de dinero buscan adquirir o alquilar propiedades de alta gama para aparentar que son empresarios de éxito; y, en otras ocasiones, lo hacen con fines operativos; es decir, para resguardar su dinero dentro de las propiedades antes mencionadas. De ahí la necesidad de aplicar los controles pertinentes.

Oficial de cumplimiento y experto inmobiliario

En dicho contexto, Masaya comentó que el oficial de cumplimiento, trabajando directamente con y para la persona natural o jurídica obligada, tiene tareas como las siguientes: velar que se cumpla a cabalidad la legislación vigente, elaborar manuales, preparar y enviar reportes, ejecutar evaluaciones; así como emitir políticas de prevención para blindar a las organizaciones en las que labora, manteniéndose en constante actualización técnica y legal.

“Su labor es fundamental porque debe conocer a la entidad para la que labora, el negocio, los productos y servicios que ofrecen, previniendo que sean vulnerables frente al cometimiento de un delito”, afirmó.

Por su parte, García, desde su experiencia directa, explicó: “Tenemos que prevenir que nuestros productos o servicios sean utilizados para el lavado de dinero; por eso los oficiales de cumplimiento deben tener mecanismos adecuados, deben tener la audacia de redactar políticas que protejan al negocio y que, a la vez, no afecten las metas de ventas”.

Errores comunes en proyectos inmobiliarios

El webinar siguió avanzando y el moderador consultó con los participantes cuáles son los errores involuntarios más comunes que comenten los desarrolladores inmobiliarios en la prevención del lavado de dinero, sobre todo por su desconocimiento de la ley y de la IVE; entonces, se enumeraron los siguientes:

  1. Retrasos del oficial de cumplimiento para la implementación de los mecanismos correspondientes cuando el proyecto ya se ha vendido en un 50 % o más; en lugar de hacerlo desde el principio.
  2. Ausencia de un listado de requisitos específicos de la información a solicitar a las personas que se incorporan a los proyectos como inversionistas y/o compradores.
  3. Falta de investigación sobre la procedencia de los fondos con los que una persona quiere invertir en un proyecto o comprar un inmueble.
  4. Actuar con temor a la IVE y, por tanto, dejar de asistir a capacitaciones o de solicitar asesoría.
  5. Obviar distintos procesos y procedimientos solo para cumplir metas de ventas.
  6. Conformarse con un enfoque de cumplimiento en lugar de uno de riesgo, sin utilizar los datos para realizar monitoreos de forma sistemática.
  7. Considerar que el oficial de cumplimiento es el único responsable de velar por el respeto de las leyes, cuando ese también es un compromiso de gerentes comerciales, vendedores, contadores, auditores, directores legales y/o generales.

Al respecto, Miranda aprovechó para explicar que “hoy por hoy, los oficiales de cumplimiento se encuentran en una posición muy compleja porque deben rendir cuentas a quien les paga su salario mes a mes, y muchas veces existe el temor de decir algo que no les agrade a sus empleadores, por lo que pueden darse situaciones de riesgo”.

Entonces, Masaya aclaró: “Todos somos cumplimiento. Es una tarea de equipo en la que todos deben saber, conocer y estar capacitados. Por ejemplo, los vendedores deben saber cuál es su papel, algunas veces incluso le dicen al comprador cómo evadir X o Y control, no con un fin delictivo, sino solo por cerrar la venta. Todos los sujetos obligados deben entender que esto es como un juego en equipo; aunque este es un error que he visto en otros sectores, no solo en el inmobiliario”.

Además, Gómez Nájera habló del tiempo durante el cual debe resguardarse la información pertinente: “Si hacemos una proyección se tardan dos años para vender, más 5 años de resguardo que exige la ley, entonces ahí hablamos que, al menos, son 7 años”. Para concluir, los expertos coincidieron en la importancia de fomentar una cultura de cumplimiento a escala empresarial y como país, reconociendo que es fundamental conocer a clientes y/o inversionistas, además de contar con los mecanismos adecuados para evitar este tipo de delitos. La labor preventiva es clave a fin de que las organizaciones, incluyendo las del mercado inmobiliario, hagan negocios con los clientes con los que realmente les conviene hacerlo.

READ MORE

Aumento de precios internacionales y su impacto en el desarrollo inmobiliario: análisis sectorial

Al cierre del pasado mes de mayo, la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios de Guatemala (ADIG), con el patrocinio de Qualicons, decidió abordar el siguiente tema durante su webinar mensual: “El aumento actual en los precios internacionales y su impacto en el desarrollo inmobiliario”.

Para ello se contó con la presencia de los siguientes invitados:

  • Paulo De León, director de Inteligencia Económica y Financiera en Central American Business Intelligence – CABI, una empresa que brinda consultoría y análisis de datos económicos, financieros y sociopolíticos de más de 11 países de Latinoamérica.
  • Teddy Lemcke, gerente de Triángulo Norte en Durman by Aliaxis, compañía dedicada a la fabricación y comercialización de productos de PVC y otros termoplásticos.
  • Jacobo Alvarado, director en Corporación Aceros de Guatemala, organización que tiene operaciones desde Belice hasta Costa Rica como el mayor fabricante de dicho material en la región.

En esta ocasión, el evento virtual se desarrolló en dos partes: primero se compartió una presentación con datos relacionados con el panorama general del incremento de precios en el mundo, a cargo del representante de CABI. Luego, en el segundo segmento, se desarrolló la discusión a partir de la información proporcionada previamente, y los participantes compartieron sus experiencias en función de lo que se ha vivido y se ha analizado en sus respectivas organizaciones.  

Un problema macroeconómico mundial

Como parte de su presentación, De León detalló que los precios internacionales de los commodities se encuentran, en promedio, hasta un 57 % arriba de los niveles pre COVID-19 en el año 2020. Además, señaló que dicho incremento es generalizado, pues se trata de un problema global que no respeta sectores, commodities, ni países. 

Por otro lado, los datos de CABI reflejaron que los precios al principio de la pandemia se cayeron abruptamente debido al shock de demanda negativo (aumento de ahorro). No obstante, ahora los precios son 105 % superiores a los niveles mínimos que se dieron meses después de que iniciara la crisis sanitaria por el coronavirus. Y, hoy por hoy, ningún commodity se encuentra por debajo de esos niveles.

“Algunos comentaristas dicen que los precios están subiendo porque bajaron mucho durante la pandemia, eso no es así. Los precios ya están arriba del nivel pre-pandemia, es un fenómeno que supera los niveles de la pandemia. La inflación ya nos está pegando, y la respuesta está en los Estados Unidos porque son ellos los que están originando este gran problema de la inflación, específicamente, las políticas económicas del presidente Biden”, afirmó De León. 

Perspectivas del sector inmobiliario

Luego de la presentación con el detalle de información macroeconómica, comenzó la discusión entorno al impacto y la relación con el sector inmobiliario.

Al respecto, Jacobo Alvarado comentó: “Los aceros se han visto afectados por el incremento de precios a nivel mundial. Al inicio de la pandemia hubo una disminución de precios; sin embargo, desde octubre del 2020 ha habido una escalada de precios hasta de un 95% de incremento, aproximadamente. Pero en Guatemala y Centroamérica todavía no se ha trasladado el total de ese incremento al mercado; hay mucha materia prima que aún no ha ingresado a Guatemala con las nuevas alzas, por eso es que los movimientos en el mercado local no han sido muy bruscos todavía”.

Ante la pregunta del moderador de ADIG, Diego Rivera, sobre las razones para el incremento de precios de los productos de Durman y de Aceros de Guatemala, en el caso del primero, Teddy Lemcke enlistó aspectos como: plantas que han tenido problemas de producción desde que inició de la pandemia por temas de seguridad del personal, aspectos climatológicos como las tormentas en el Golfo de México; así como algunos problemas de transporte y logística.

Por su parte, el representante de Aceros de Guatemala apuntó factores como los siguientes: cierre de muchas minas y productoras de hierro cuando empezó la crisis por el coronavirus, el incremento de precios en el ámbito logístico para la llegada del producto a Centroamérica; así como cambios en la política de comercio exterior de China, que es uno de los grandes consumidores de acero a escala global.

Al respecto de las circunstancias mencionadas previamente, Lemcke reconoció que, aunque en su caso persiste la dificultad de mantener abastecidos los mercados, están trabajando para encontrar la mejor manera de enfrentar la situación. Mientras que Alvarado explicó que como Aceros de Guatemala aún tiene mucha materia prima local, no creen que ocurra un desabastecimiento.

Y para finalizar, los dos participantes empresariales manifestaron que esperan una leve nivelación de los precios hacia abajo, aunque muy probablemente no llegarán a los mismos del 2019 o 2020.

READ MORE

Distribución de su oficina: criterios básicos

En pocas palabras, la distribución de su oficina se refiere a cómo se disponen físicamente los espacios de trabajo tanto para el desempeño de su equipo humano como para la atención de clientes y aliados estratégicos.

Entonces, en dicho contexto, los dos objetivos fundamentales que deben guiarle en dicha tarea son: promover un ambiente agradable y aumentar la eficiencia de los procesos.

Y en ese mismo sentido, debe cuidar la correcta distribución de los espacios de trabajo, alineándola con el quehacer de su organización, porque esta tiene el poder de incidir en la circulación de personas y recursos, en las interacciones y flujos de comunicación; así como en la motivación y la comodidad de sus empleados.

A partir de todos esos beneficios, a continuación, le presentamos una selección especial de 11 criterios que suelen observarse y estudiarse para decidir cuál es la distribución ideal en cada caso particular:

  1. El tamaño del área total disponible.
  2. La forma de dicha área.
  3. Las características de dicha área en cuanto a ubicación, paredes, puertas, ventanas, columnas, escaleras, etc.
  4. El número de colaboradores que debe albergar el espacio.
  5. La naturaleza, volumen, frecuencia y/o tipo de las funciones asignadas a cada área, departamento y/o empleado, procurando tener en cuenta una secuencia lógica.
  6. La cantidad y tipos de procesos que se desarrollan, con el propósito de evitar líneas de trabajo mezcladas.
  7. La forma en la que la empresa ha dispuesto que debe llevarse a cabo la supervisión de las diferentes tareas.
  8. Las relaciones tanto interpersonales como operacionales que se deben propiciar entre los trabajadores y las diferentes unidades organizativas.
  9. El uso de diferentes herramientas y recursos tecnológicos, que repercuten tanto en la operación como en la movilidad de las personas en el día a día.
  10. Los requerimientos concretos en cuanto a iluminación, líneas telefónicas, redes de computación, baños, espacios de alimentación y almacenamiento, equipos de ventilación, elementos de separación, etc.
  11. La dinámica con respecto a posibles cambios en la estructura orgánica y funcional, de tal manera que la distribución permita introducir cambios con facilidad y agilidad a lo largo del tiempo.

En definitiva, la distribución de una oficina debe facilitar que cada empleado, sin importar su jerarquía, se sienta libre, tranquilo y capaz en el desempeño de sus funciones.

Adicionalmente, una correcta distribución es, en sí misma, una carta de presentación de la empresa para con sus públicos internos y externos; además de que incide en que se minimizan los riesgos y las lesiones, cuidando en todo momento la seguridad de quienes se relacionan con ella.

READ MORE

¿Qué es BIM? El presente y futuro de la construcción

Si el titular de este artículo llamó su atención es un hecho que ya ha escuchado hablar de BIM o que, incluso, ya conoce bastante al respecto y hasta es posible que ya lo esté utilizando. Así que, para comenzar, le aseguramos que estas tres letras representan una auténtica revolución que está cambiando los métodos de trabajo en el sector de la construcción.

Poco más de 20 años después de la aparición de CAD (Computer AIded Design) llegó BIM, que significa Building Information Modeling, por sus siglas en ingles. Y, actualmente, ya se ha impuesto como el nuevo estándar de construcción en países como Reino Unido, Francia, Estados Unidos, Noruega, Dinamarca y Finlandia.

De acuerdo con datos del Banco Interamericano de Desarrollo, en América Latina y el Caribe, Chile es la nación que va a la cabeza en cuanto a su adopción. Además, el BID sigue impulsado diferentes iniciativas para promover el uso de BIM, tanto en los proyectos de infraestructura que financian en esta parte del mundo, como en lo que respecta a políticas públicas que impulsen la transformación digital de la industria.

También a partir de las estimaciones de esta entidad, Guatemala y El Salvador tienen, a la fecha, poco menos de 3 años de trayectoria en su uso.   

¿Qué significa BIM en la práctica?

En castellano, BIM se traduce como Modelado de Información para la Construcción y, para explicar en qué consiste, lo más completo es elaborar una lista como la siguiente, pues significa:

  • Aplicar un conjunto de metodologías, tecnologías y estándares colaborativos que permiten ordenar y centralizar información, personas y procesos.
  • Manejar toda la información de un proyecto utilizando bases de datos digitales y tridimensionales, accesibles a todos los involucrados y que se actualizan en tiempo real.
  • Reproducir de forma multidimensional el proceso real de la construcción que abarca todas las fases del ciclo de vida de una infraestructura.  

En consecuencia, también conviene aclarar que BIM es mucho más que modelado 3D y tampoco se trata solo de un software o de una tendencia más. No puede implementarse de la noche a la mañana y, por tanto, está exigiendo que los profesionales del sector se adapten a los nuevos tiempos en los que el manejo eficiente de la información tiene un rol preponderante para la rentabilidad y el éxito de las obras.

Razones de su éxito

En términos generales, sin BIM la información de los proyectos está repartida entre cada uno de los actores del proceso constructivo, quienes manejan datos de forma manual en la mayoría de los casos, con los consecuentes errores, ineficiencias y reprocesos derivados de ello.

En cambio, por todo lo expuesto previamente, BIM permite:

  • Documentar todas las actividades, aumentando la trazabilidad y la transparencia.
  • Detectar colisiones y conflictos; así como estimar costos y tiempos en la fase de diseño.
  • Planificar virtualmente la obra en tres dimensiones, según las secuencias de su ejecución.
  • Controlar el seguimiento del trabajo con mayor precisión.
  • Proponer soluciones más efectivas.
  • Analizar y gestionar la sostenibilidad de la obra.
  • Aumentar la productividad y la calidad del resultado final.

En suma, el uso de BIM sigue extendiéndose a escala global, pues se traduce en múltiples ventajas competitivas que conviene aprovechar cuanto antes.

READ MORE

Cómo saber si necesita remodelar su oficina

¿Alguna vez se ha preguntado cuánto tiempo de su vida pasa trabajando? La revista Muy Interesante ha hecho un cálculo al respecto y estima que son casi 10 años, es decir, una séptima parte de nuestra existencia como media. Otros datos curiosos reflejan, por ejemplo, que pasamos 30 años de pie y hasta 23 años durmiendo.

Volviendo al tema laboral, es probable que sin hacer dicha proyección usted sabe que su lugar de trabajo es donde permanece más tiempo día tras día. Por ese motivo, hoy decidimos presentarle 7 razones para remodelar su oficina, sobre todo en estos tiempos donde los negocios tienen que reinventarse constantemente para responder a cambios vertiginosos. 

1) Optimizar el espacio disponible:

Esta suele ser una de las motivaciones más comunes. Pero no solo tiene que enfocarse en aprovechar al máximo cada metro cuadrado. La clave está en contar con un diseño que permita reconfigurar con facilidad y agilidad los ambientes en función de las distintas tareas a desarrollar.

2) Contar con áreas de trabajo basadas en actividades:

A propósito de la razón anterior, las formas de trabajar también han evolucionado, independientemente del tipo de empresa que se trate. Hoy se reconoce que los equipos humanos necesitan elegir entre distintos tipos de áreas para las tareas individuales (de concentración y creativas) y las colaborativas. Incluso en muchos sectores poco a poco va quedando atrás la idea de obligar a los empleados a trabajar en un único puesto fijo.

3) Atraer y retener al mejor talento:

Hoy por hoy, parte del salario emocional que los empleados (sobre todo los más jóvenes) esperan recibir incluye ambientes de trabajo cómodos, estimulantes y atractivos; que fomenten la socialización y la comunicación entre todos los niveles de una organización. Y, en ese mismo sentido, diversos estudios han identificado que el diseño de interiores puede tener una influencia significativa sobre el desempeño y la satisfacción de las personas. 

4) Mejorar la iluminación:

Si una oficina está mal iluminada, la productividad disminuye. Por tanto, este aspecto puede representar, en sí mismo, una única razón de peso para llevar a cabo una remodelación. Para ello, tendrá que tomar en cuenta el mejor uso tanto de la luz natural como de la artificial, a fin de asegurar el confort de los usuarios, así como el ahorro de los recursos.

5) Corregir el deterioro de las instalaciones:

El uso y el paso del tiempo, irremediablemente, provocan desperfectos. Lo esencial en este contexto es que los mismos no obstaculicen el trabajo o, en el peor de los casos, afecten la salud de los colaboradores.  Dicho deterioro puede incluir, por ejemplo, filtraciones de aguas blancas o negras, que afecten pisos, paredes y mobiliario; así como problemas del sistema eléctrico. Y, en última instancia, tome en cuenta que todas las edificaciones, para mantener su valor, necesitan mantenimiento con regularidad.

6) Desestresar el ambiente

La sensación de bienestar se ha convertido en una de las preocupaciones más destacadas para los empleados. Y si a eso le sumamos que, como parte de la jornada laboral, las personas también necesitan momentos de descanso, es posible que su oficina necesite una remodelación, precisamente, para integrar espacios recreativos como cafeterías, comedores, salas de descanso, bares y gimnasios, entre otros.  

7) Ser más responsable con el medioambiente:

Cuidar los recursos naturales ya no es una opción, sino un imperativo estratégico y las empresas deben cumplir un rol cada vez más activo al respecto. Por eso, buscar la eficiencia en el consumo del agua y la energía (iluminación y aires acondicionados) es un buen indicativo de que necesita remodelar su oficina.

En conclusión, el diseño y la construcción de los espacios de trabajo debe cumplir el objetivo de facilitar la realización de las tareas asignadas a sus trabajadores y, en consecuencia, apoyar el crecimiento de su negocio.

READ MORE

¿Está preparado/a para las oficinas del futuro?

De acuerdo con proyecciones del Foro Económico Mundial, presentadas en el estudio “The futuro of jobs” – “El futuro del trabajo”, las principales habilidades en el mercado laboral para el año 2025 incluyen: el pensamiento analítico y el crítico, la innovación, el aprendizaje activo, la resolución de problemas y la creatividad.

Y, en buena medida, esta lista también ayuda a definir cómo las empresas deben repensar sus espacios desde ya para propiciar dichas destrezas entre sus colaboradores, a fin de sobrevivir y ser más competitivas en el futuro próximo.

Cambios acelerados por el COVID-19

Desde antes de la pandemia ya se hablaba de la importancia de la experiencia de los empleados, reconociendo la relación de los espacios laborales con su compromiso y productividad. Luego, por el coronavirus, el reto se enfocó en proteger al máximo su salud.

Ahora, tras el boom del teletrabajo, ya se ha reconocido que el fin de las oficinas no ha llegado, sobre todo porque no todas las personas pueden adaptarse satisfactoriamente a laborar desde casa.

Es más, en diversas ciudades y naciones se ha detectado que muchos empleados desearían un modelo flexible, que combine el trabajo presencial en la empresa, con uno o dos días de la semana en remoto. ¡Lo mejor de ambos mundos!

De cualquier manera, la misma naturaleza humana provoca que, para trabajar, necesitemos colaborar, comunicarnos y socializar con los demás.

Espacios centrados en las personas

Independientemente de la situación particular de su compañía con respecto a la modalidad híbrida o totalmente presencial, lo que sí está claro es que las oficinas del futuro (que deben planificarse y montarse desde ya) deben estar diseñadas y construidas para ser espacios que les ayuden a las personas a sentirse bien física, emocional y cognitivamente.

Solo de esa manera tendrán las condiciones necesarias para aportar, aprender y colaborar con los demás miembros de la organización, desarrollando todo su potencial como individuos y como equipos.

Entornos laborales en transformación

Por tanto, a manera de resumen, aquí le enlistamos algunas de las características más destacadas de las oficinas del futuro:

  • Distribuyen el espacio disponible en función de las tareas, no de las posiciones jerárquicas.
  • No se limitan a copiar o imitar el interiorismo de multinacionales de referencia; por el contrario, consideran las necesidades reales de la gente y la imagen que quieren transmitir a los clientes y aliados estratégicos.
  • Cuentan con espacios que los colaboradores pueden usar en función de las tareas de cada momento, con niveles acústicos y visuales adecuados, que también ofrecen privacidad cada vez que sea necesario. ¡La flexibilidad es absolutamente necesaria!
  • Permiten el rápido intercambio en el uso de herramientas digitales y análogas (cuando aplica).
  • Incorporan zonas de ocio de acuerdo con los gustos y preferencias del personal, es decir, ya no se limitan a máquina expendedoras de bebidas, café o golosinas en algunos pasillos.
  • Consideran elementos que fomentan buenas posturas corporales (sillas, mesas y demás).
  • Facilitan el contacto con la naturaleza (espacios al aire libre, iluminación natural y vegetación), sobre todo porque los empleados necesitan un respiro en un mundo tecnológico y con pantallas que demandan atención casi permanente.
  • Posibilitan que, incluso, los empleados trabajen tanto sentados como de pie, con mobiliario especialmente diseñado para ello.
  • Son, en esencia, espacios para la colaboración, la innovación y la co-creación de ideas o proyectos, aunque también acogen el trabajo individual que requiere privacidad y concentración.

Sin lugar a dudas, en la era del conocimiento, las oficinas del presente y del futuro deben favorecer la libre circulación de la información, la comodidad, la salud, la productividad y la eficiencia de cada colaborador.

READ MORE