Cada día, durante la construcción de los proyectos inmobiliarios, circulan cientos de personas e insumos de un lado a otro. Por lo que, visto desde afuera, todo puede parecer un auténtico caos.

Sin embargo, realizar las diferentes actividades cuidando el orden y la limpieza trae beneficios como los siguientes: Evitar accidentes laborales, mantener la eficiencia y productividad de todos los involucrados; además de cuidar el cumplimiento del cronograma definido con anterioridad.

Por otro lado, está el tema medioambiental, pues las constructoras pueden incidir en la cadena de valor incorporando buenas prácticas para maximizar el aprovechamiento de los diferentes materiales y equipos; así como contratando especialistas para manejar adecuadamente los residuos.

Además, si el orden y la limpieza se han cuidado desde el primer día, hay más probabilidades de lograr una entrega final en condiciones impecables y sin mayores contratiempos.

Y, por supuesto, está el tema de asegurar la buena imagen frente a los clientes que visitan los proyectos; así como la preservación de las relaciones con proveedores y aliados estratégicos.

15 lineamientos básicos a tener en cuenta

A fin de profundizar un poco más en este asunto a continuación le presentamos una selección de aspectos primordiales que demuestran cuando una constructora sí cumple con los protocolos adecuados:

  1. Manejan una correcta organización y planificación de los trabajos de cada jornada. 
  2. Elaboran y aplican un programa a la medida de orden y limpieza.
  3. Instalan cercos perimetrales que limitan y aíslan la zona de trabajo de su entorno.
  4. Señalizan correctamente toda el área que abarca la obra en lo que respecta a símbolos, colores, formas y tamaños.
  5. Cuidan que se mantengan libres y bien iluminados los accesos, las salidas y las áreas de paso.
  6. Protegen a todas las personas que transitan por las distintas áreas con los equipos necesarios, considerando los peligros que pueden derivarse de sus actividades.
  7. Instalan servicios sanitarios portátiles o los que se conectan a la red pública, así como vestidores y comedores.
  8. Cuentan con el tipo y cantidad de dispositivos apropiados para el control de incendios.
  9. Garantizan la atención inmediata y el traslado a centros médicos de las personas que así lo requieran.
  10. Evitan la acumulación de materiales sobrantes o inservibles, eliminándolos a intervalos apropiados.
  11. Realizan y mantienen las instalaciones eléctricas provisionales para la obra a cargo de personas competentes.
  12. Ubican los talleres y bodegas en los lugares adecuados, lejos de las vías de acceso de transportes y repartos.
  13. Mantienen las herramientas e insumos en lugares bien acondicionados y delimitados.
  14. Clasifican, guardan y custodian correctamente los productos o insumos peligrosos.
  15. Realizan inspecciones con regularidad.

Entonces, a partir de lo anterior, ¿cómo evalúa el desempeño de la constructora que ha contratado para su proyecto inmobiliario?