La revolución digital en la construcción y en el desarrollo inmobiliario

El impacto de la revolución digital en todos los ámbitos del quehacer humano es inevitable. Y en este artículo vamos a referirnos de forma particular a lo que está provocando en el sector de la construcción y del desarrollo inmobiliario. Al respecto, existe un término para enunciarlo: PropTech.

¿Ya lo conocía? Aquí le presentaremos 3 datos que conviene tener en cuenta sobre dicho concepto.

1) Su origen:

Se cree que comenzó a utilizarse por primera vez en el Reino Unido, aproximadamente en el año 2000; por tanto, ya supera las dos décadas de existencia.

Este nombre proviene de las palabras en inglés “property” y “technology”; así que podría traducirse literalmente como tecnología aplicada a la propiedad.

También se utiliza como sinónimo el vocablo ReTech, del inglés “Real Estate Technology”.

2) ¿En qué consiste?

Este concepto engloba la aplicación de distintas herramientas e innovaciones tecnológicas para optimizar o reinventar la forma en la que se relacionan los distintos actores de estas industrias, es decir: constructoras, inmobiliarias, inversionistas y vendedores.

Y, en consecuencia, esto ha provocado cambios significativos en la forma de diseñar y edificar propiedades, así como de venderlas, rentarlas, darles mantenimiento o administrarlas.

3) Sus aplicaciones prácticas:

Son muy diversas, así que en esta ocasión vamos a referirnos a algunas de las más conocidas hasta este momento.

En primer lugar, figura la realidad virtual. Es un hecho que este recurso aún no ha logrado sustituir por completo las visitas presenciales; pero sin duda favorece a los compradores porque pueden conocer y “recorrer” cualquier terreno o inmueble desde donde prefieran, en poco tiempo y sin gastar en transporte. Y, en el caso de los vendedores o agentes, pueden exhibir las características diferenciales de dichas propiedades en condiciones espectaculares

Por otro lado, están los portales inmobiliarios, que permiten realizar búsquedas a la medida de necesidades bien específicas en cuanto a viviendas y oficinas. Así, brindan información de valor y aceleran los procesos comerciales entre compradores, vendedores y/o corredores.

Finalmente, queremos hablarle sobre domótica, es decir, la automatización de los sistemas de seguridad, de gestión hídrica y energética o de comunicaciones, entre otros. De ese modo, los espacios de trabajo o hasta los hogares ahora pueden contar con cerraduras inteligentes, ventanas que se abren automáticamente o equipos de climatización controlados desde los celulares.

Lejos han quedado los días en los que solo se trataba de construir oficinas, casas o apartamentos, y luego las inmobiliarias o promotores las publicitaban y vendían. Hoy, muchas personas ya están viviendo o trabajando en espacios PropTech y la reinvención digital apenas ha comenzado.